El riesgo de hacer copias de nuestras llaves por email

By Benny

marzo 24, 2015 Empresas Sin Respuestas

Shloosl, un ingenioso servicio que termina de aparecer en USA, deja conseguir copias de tus llaves desde 2 fotografías efectuadas con un móvil, algo que como es lógico levanta suspicacias.

No obstante, los responsables del servicio explican que cada solicitud de copia está asociada a una tarjeta de crédito que deja efectuar el seguimiento en el caso de infracción de las leyes, “Ayudaremos en cualquier cosa que podamos a las autoridades en el caso de fraude“, aseguran, e insisten en que las fotografías habrán de ser hechas con los dedos del dueño perceptibles cogiendo la llave.

shloosl-llave

El funcionamiento del método

El proceso es muy sencillo: basta con sacar 2 fotografías de nuestra mano cogiendo la llave por los dos lados con un fondo claro, y mandarla por mail a la dirección del servicio.

Tras percibir las fotografías, en Shloosl se hacen cargo de examinar esas fotografías con un sistema concebido por los responsables del servicio que deja producir las copias precisas. El proceso de análisis de esas fotografías, se explica en un artículo del weblog oficial del servicio.

Tras la fabricación de las llaves —de nuevo la transparencia del servicio es clave, y los responsables se identifican a fin de que haya todavía menos dudas— éstas son mandadas por correo postal, pudiendo escoger la dirección donde deseamos recibirlas.

shloosl-interface

La app vista por cerrajeros profesionales

Hemos podido contactar con una empresa de cerrajería de seguridad llamada Cerrajeros Valencia y nos ha explicado los problemas que puede suponer una aplicación como esta. “No existe seguridad ante algo tan sencillo como una fotografía, en cualquier momento que alguien deje sus llaves despistadas, las preste a alguien para algo o simplemente las pierda, este método puede ser empleado para realizar copias sin consentimiento“.

Comentan también la necesidad de instalar una cerradura de seguridad que utilice unas llaves únicas de las que solo nosotros podamos hacer copias y así nos protejan de estos problemas.

Está claro que la tecnología nos facilita mucho la vida, pero muchas veces, esta se utiliza de manera incorrecta, dándole así un uso que nos puede perjudicar en exceso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *