Adiós a la tarjeta SIM

La eSIM, es una ”tarjeta” SIM electrónica que permitirá prescindir de la tarjeta física, evitando de esta manera muchos problemas asociados con la burocracia y la seguridad de nuestro dispositivo móvil. La eSIM estará dentro de los dispositivos electrónicos. Será una pieza de hardware que vendrá instalada de fábrica y nos permitirá conectarnos a internet y realizar llamadas.

e-sim

Algunas de las ventajas de este cambio son:

  • La comodidad a la hora de cambiar de operador. En los smartphones se podrán añadir diferentes perfiles en los que poder cargar diferentes operadores, aunque sólo uno de los perfiles podrá estar activo. Este sistema acelerará el proceso de cambio de operadora, lo que antes nos llevaría días, con la eSIM estará tramitado en cuestión de minutos. Una gran ventaja a la hora de viajar al extranjero, pudiendo cambiar al operador que nos ofrezca mejor precio en roaming.
  • La posibilidad de fabricar terminales más finos. En el caso de los smartphones no tiene mayor importancia puesto que cada vez usamos terminales más grandes y la tarjeta SIM no le resta demasiado espacio. En cambio es un gran avance para los relojes inteligentes ya que el espacio destinado a la tarjeta SIM podrá ser sustituida por una batería más grande. Además los relojes podrán funcionar de manera independiente sin tener que estar conectados a ningún teléfono.
  • La seguridad al no guardar datos en un formato físico. Una tarjeta SIM dañada puede hacer que pierdas todos los contactos guardados en ella, un problema bastante grave si se trata de datos necesarios para tu trabajo. Con la implantación de la eSIM dispondrás de toda tu información a través de la nube, sin miedo a perder nunca nada.

 

Por otro lado, la desventaja de esta nueva tarjeta puede ser:

  • La posibilidad de verse vulnerada por medios informáticos. El cambio de la tarjeta SIM a el chip de la eSIM podría implicar problemas graves, puede llegar a ser propensa a ataques de virus que comprometan la seguridad de nuestros datos.

 

Aún no hay mucha información sobre este nuevo tipo de tarjeta, por lo que no podemos predecir cómo podrían ser sus primeros meses de vida, pero podemos concluir que eliminar las barreras físicas en la tecnología es indispensable para que despegue el llamado Internet de las Cosas, ya que con el modelo actual es imposible que prospere.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *